Esencias Florales

Las esencias florales son, como su nombre lo insinúa, medicamentos consistentes en infusiones naturales extraídas de flores silvestres, cuyas propiedades curativas actúan sobre los estados emocionales de hombres, animales y sobre las propiedades vitales de las plantas.

Las esencias florales forman un sistema cuyo axioma básico, establecido por el médico inglés Edward Bach, establece que la enfermedad es el resultado de un desequilibrio emocional, resultante de un conflicto entre el ego o personalidad y la esencia. Dicho desequilibrio tiene lugar en el campo energético del ser vivo y, si éste persiste, se produce la enfermedad en el cuerpo físico.

El agente curativo de los medicamentos y en sí de las esencias florales, por consiguiente, deberá actuar sobre las causas y no sobre los efectos, es decir corrigiendo el desequilibrio emocional en el campo energético.

Esta terapéutica de medicamentos basados en esencias florales tiene como objetivos:

Ayudar a controlar las emociones por medio del autoconocimiento.

Impulsar al paciente a encontrar el verdadero sentido de la vida.

Concientizar al paciente a que se conozca internamente.

Generar el proceso de introvisión, mediante el cual el paciente debe hacer claridad en que la enfermedad es fruto de su historia, y que la afección forma parte de la vida y que le enseña algo sobre sí mismo.

Medicamentos como estas esencias florales tienen como finalidad ayudar al paciente a ser feliz y llevarlo a evolucionar.

A lo largo de la última década, Colombia ha experimentado un gran crecimiento en el número de Laboratorios homeopáticos, así como en las cifras de producción e importación de medicamentos del mismo tipo.
El estrés es una de las enfermedades más comunes en el siglo XXI. Padecimiento que trae repercusiones a nuestro salud y nuestro desempeño en nuestra vida diaria. Para entender el estrés, hay que partir de lo básico y reconocer que es una respuesta no específica del organismo ante una determinada demanda interior o exterior, o ante un conjunto de ellas; esto, sin importar si estas provienen de un origen físico, laboral, académico o emocional.
Antes de nacer gran parte de las prácticas médicas convencionales de hoy en día, la medicina alternativa y natural era el método para velar por el bienestar y la salud de la humanidad. Miles de pacientes fueron atendidos y tratados de este modo a lo largo de las generaciones.