07.19.18

¿Por qué complementar la medicina convencional con medicina alternativa?

Antes del nacimiento de gran parte de las prácticas médicas convencionales de hoy en día, la medicina alternativa y natural era el método para velar por el bienestar y la salud de la humanidad. Miles de pacientes fueron atendidos y tratados de este modo a lo largo de las generaciones. Sin embargo, cuando hoy en día llega la hora de hablar sobre homeopatía y remedios naturales, la propuesta tiene visos de tabú y misterio para muchos.

Algunos de los que ven a la medicina alternativa con una postura si se quiere, incrédula, son las autoridades; hablamos tanto de gobiernos, como de juntas médicas profesionales, quienes no tienen en cuenta los grandes resultados que especialidades como la homeopatía han logrado con el paso de los años.

Un ejemplo de esto, es el que nos plantea la legislación estadounidense, encabezada por la Food and Drug Administration (FDA). Esta plantea que solo las drogas farmacéuticas, elaboradas en laboratorios, son útiles a la hora de tratar a los enfermos. Por esto, y a pesar de los asombrosos resultados de especialidades como la homeopatía, cada producto elaborado utilizando técnicas de medicina alternativa en aquel país, lleva una etiqueta en la cual debe señalar que no tiene aprobación de la FDA, por lo cual puede no ser eficiente. Esto implica que muchos optan por no consumirlo, perdiendo grandes oportunidades.

Esto contradice cientos de estudios científicos altamente reconocidos que plantean que los métodos convencionales no son los únicos que pueden curar con eficacia, apoyando el uso de suplementos naturales y técnicas propias de la medicina alternativa. Y es que esta última no solo busca sanar a un enfermo, sino mejorar todo el conjunto de su organismo, para que las enfermedades no puedan hallar cabida en él; busca la razón de todo mal y la ataca en su misma raíz, sin generar, por ende, daños colaterales.

Otra gran ventaja de la medicina alternativa es su costo. Es que, a la hora de llevar a cabo un tratamiento tradicional, hay que pasar por una serie de exámenes y tomar varios medicamentos, los cuales pueden generar contraindicaciones o efectos secundarios que afecten diversas áreas del organismo y requieran, por ende, más tratamientos y medicamentos. La medicina alternativa, en cambio, busca que el paciente viva en equilibrio y se cure de raíz, lo más pronto posible.

En Magnofarma conocemos el poder de la medicina alternativa, pues trabajamos con él a diario y vemos sus asombrosos resultados en la vida de cientos de personas. Sin embargo, no desconocemos los grandes avances de los tratamientos tradicionales, ni la evolución de las técnicas de esta clase. No queremos sumarle importancia a una clase de técnicas, subvalorando las demás; por el contrario, creemos que pueden ambas complementarse, puesto que ambas, así sea de modos distintos, buscan lo mismo: ayudar a las personas.

Dicho todo esto, queremos que tú también puedas experimentar el poder de lo natural y cómo las técnicas holísticas pueden ser un gran complemento para tus tratamientos tradicionales. Conoce nuestros productos y experimenta sus ventajas, dejando atrás los mitos y resolviendo todas tus inquietudes, al visitar nuestra sección Medicina Alternativa . ¡Tu salud y bienestar te lo agradecerán!

Compártelo en tus redes
0
0
0
Compártelo en tus redes